Tailandia, vuelve y juega

Luego de regresar de Birmania y re adaptarme al movimiento continuo que ocurre en Khao San road (y por consiguiente el sur ese asiático) fui persuadido de ir a la tremendamente infame Full Moon Party que se celebra cada mes en la isla de Koh Pan Ngan, como siempre llegar allí se hizo por viaje nocturno, doloroso, largo en donde toca cambiar de medio de transporte varias veces sin entender muy bien porque y cuando al final llegamos a la isla nos enfrentamos a la constante estafa de los conductores de tuk tuk. Que alegría volver a Tailandia. La fiesta de la luna llena empezó unos años atrás donde los dueños de un hotel pensaron que sería buena idea hacer una fiesta cuando hay luna llena, y les dio muy buen resultado, tanto así que ahora hay fiesta de luna creciente, menguante y luna nueva! además hay fiesta de calentamiento y fiesta pos gran fiesta, es decir, fiesta todo el tiempo. Pero esto mismo hizo que se dañara un poco lo que realmente se intensionó y evolucionó a ser un despelote total con miles de farang teniendo excusa para sacar la estupidez a flote, emborracharse y drogarse al ritmo de música tediosa y asquerosa. Para pasar la noche no hay como saltar lazo que esta lleno de fuego y coleccionar nuevas quemaduras, usar toboganes cuyo aterrizaje hace que la columna tenga dislocación de discos (esto le paso a una chica que conocí) o simplemente perderse al beber la bebida oficial de las islas: buckets. Basado en esta descripción podrán adivinar que no disfrute mucho el evento y así fue, en gran parte porque en las últimas noches no había dormido bien y tenía mucho cansancio acumulado y en segundo lugar porque la música era realmente mala y aburrida (música echa para disfrutarse volando).

Afortunadamente no nos hospedamos en la playa donde ocurre esta fiesta, sino en una playa mucho más tranquila y callada, tal vez demasiado tranquila porque llego un momento en el que no tenia energía ni ánimo para hacer nada, solo quería leer y pasear por la playa y hasta eso me aburría un poco. Mi sueño NO es perderme en una isla paradisíaca en el trópico, me parece lo más aburrido del mundo.

Esos días aprovechamos para deambular en motocicleta por la isla y ver el otro lado de este lugar, así nos topamos con elefantes (para campos turistas) y con montañas y vistas muy lindas, al igual que vimos el puerto de noche con su acogedor mercado nocturno lleno de mil cosas por comprar y comida deliciosa y super económica.

Algunas fotos de Koh Pan Ngan, predomina la playa pues porque no se hizo mucho más.

IMG_2498 IMG_2500 IMG_2504 IMG_2517 IMG_2519 IMG_2543 IMG_2554 Así transcurrieron los siguientes días, llenos de tranquilidad y relajación, deambulando por la isla, quemando combustible y recibiendo la acogedora y refrescante lluvia tropical que nos empapaba al zumbar por los caminos de Koh Pan Ngan, fue espectacular ese sentimiento de libertad y alegría al acelerar por charcos y torrentes de agua.

Luego de varios días aquí en esta isla toco tomar decisiones de hacia donde continuar el viaje, tomando rumbos distintos con mis compañeros de ruta. Yo me dirigí hacia Surat Thani en donde mi idea era emprender rumbo hacia el sur a tierras malayas, por ende termine pasando una noche allí en esta ciudad de transito en la cual muy pocos viajeros paran, lo cual la hacía muy especial para mí porque se podía ver la verdadera Tailandia, su propia esencia, con gente no hastiada por este monstruo turístico que acosa a este bello país. IMG_2566 IMG_2574 IMG_2575Al día siguiente terminé durmiendo en otro pueblo muy Tailandés llamado Phan Nang y me siguió gustando porque a pesar de ser un peladero sin ninguna atracción turística, seguí admirando la originalidad de esta tierra, con sus tiendas de 7-11 por todo lado, mercados nocturnos y vida jocosa a la hora de la cena.

IMG_2576

IMG_2587


Al día siguiente y para darle un poco de sazón al viaje decidí irme hasta la ciudad de Krabi haciendo auto stop, esto le daría un poco de aventura a este trayecto de 90 km además que podría poner a prueba la amabilidad por la cual son tan famosos los Thais. Curiosamente cuando empecé a caminar a las afueras del pueblo la gente me insistía que fuera a la estación de bus pero cuando les lograba explicar que me iba echando dedo me daban consejo, así me enteré que empecé a caminar en la dirección opuesta a mi destino. Regresé a la ciudad y seguí caminando en la dirección apropiada, el calor del medio día sumado al peso de la mochila que parecía incrementarse con cada paso estaban haciendo mi cabeza volar y tentándome a dejar esta empresa tan estúpida, con el pretexto de que el pasaje en bus no costaba más de 100 baht (2 euros), pero aún así seguí con mi terquedad a terminar mi propósito. Algunos carros paraban pero ninguno iba hasta Krabi, luego encontré un señor que me quería llevar a la estación de bus y hasta se ofreció pagarme el pasaje, pero luego entendió mi propósito y me llevó a una estación de gasolina donde me encargó con el dueño del restaurante para que me ayudara a conseguir transporte a Krabi. Estaba luciendo mejor el escenario. El dueño del restaurante habló con alguna gente y terminé en una camioneta lleno de alegría pensando que este sería mi transporte a Krabi, hasta que me di cuenta que me estaban llevando a la estación de bus, luego de a punta de señas y palabras me entendieron que no quería ir en bus y me llevaron de vuelta a la estación de gasolina. Allí me arrimé a la carretera y luego de unos 20 minutos paró una camioneta conducida por una mujer llamada Tik que me podía llevar hasta las afueras de Krabi. Genial! Hablamos y cantamos en este viaje (Tik estaba obsesionada con la canción I will survive). Luego allí en las afueras de Krabi me vi que estaba a 5 km del centro empecé a caminar aún con el objetivo de no ir en transporte público, pero el cansancio estaba causando efectos en mí y me vi tentado a tomar un bus al centro, hasta que luego de varios intentos una motocicleta particular paró y se ofreció llevarme hasta el centro. Super! prueba superada, además que pude comprobar la generosidad y amabilidad que caracteriza a los Thais.

Esta es Tik antes de dejarme en las afueras de Krabi.

IMG_2591

Krabi, sucess :)IMG_2593Esa noche festeje comiendo en el mercado nocturno viendo la vida como pasa allí en Krabi, otro lugar muy tailandés donde los farang aún no han destruido la identidad del lugar. El siguiente par de días los pase leyendo, comunicándome con mi familia y en la red. Mi plan original era desde Koh Pan Ngan bajar rápidamente hasta Malasia y explorar un poco este país antes de realizar un curso de meditación cerca a Kuala Lumpur (KL en la jerga mochilera) pero el curso al que aplique no tenía plazas libres y por ende estaba quemando tiempo allí en Tailandia hasta que recibiera respuesta de otro curso al que aplique en el norte de Tailandia. De cierta forma no quería ser recibido porque no quería regresar a Bangkok, pero deje que el destino decidiera por mi, con tan buena suerte que fui aceptado en el curso, así que tuve que cancelar la parte del viaje de Malasia y permanecer allí en Tailandia.


IMG_2600 IMG_2610

Plan de evacuación en caso de Tsunami. IMG_2619

Mientras comenzaba el curso decidí ir a la playa de Railey, donde había pasado navidad el año anterior, para encontrarme con un amigo y hacer algo de escalada. Como este lugar no me gustó mucho en diciembre tenía ciertas expectativas negativas, pero nos alojamos en una playa más independiente y como era temporada baja resulto ser muy agradable la estadía allí. Hicimos un sesión de Deep Water Solo que es escalar en roca sin cuerdas por acantilados al lado del mar para luego lanzarse desde ellos al agua. Esto fue una inyección de adrenalina brutal ya que si se resbala uno no hay cuerda que detenga la caída así yo personalmente tomaba muchísimo más cuidado y menos riesgos al tratar de subir por las rocas. Un par de veces sentí que me resbalaba y rasguñaba las piedras con desespero para evitar una caída incontrolada al agua, increíble.

IMG_2630

El guia con su aspecto de Bob Marley, super feliz. IMG_2632

yo estoy detras de la cámara. IMG_2640Este sobre estrés en mis músculos hizo que se llenaran de acido láctico y que no pudiera hacer más escalada en los siguientes días, pero al igual estuvo genial porque fuimos a explorar varias cuevas en las playas adyacentes y por supuesto admirar los incontables escaladores que salpican las vistas de rocas de lima que son tan típicas de esta parte de Tailandia. IMG_2645

Llego el día de regreso a Bangkok y como siempre, estos buses turistas tratan a los viajeros como ganado barato. En Bangkok pase el día durmiendo, leyendo, cuadrando cosas antes del curso de meditación y tratando de ver este lugar con ojos distintos. Es muy linda la sensación que se siente al volver a lugares que ya se han estado, en donde no se necesita mapa ni guía, donde ya se conocen las calles y los recovecos y se tienen lugares favoritos para comer aunque como siempre esta vez Bangkok probó ser difícil de querer, aunque creo nuestra relación esta mejorando.

IMG_2682 Al siguiente día muy temprano tomé un taxi para ir a un templo en un suburbio al norte de Bangkok, en donde un bus me llevaría a lo que sería una de las experiencias más maravillosas de este viaje, más sobre eso en la siguiente entrada. Gracias por leer esta entrada super atrasada.

Share this post!

Bookmark and Share

0 comments:

Post a Comment

Comentarios y criticas serán bien recibidas