Laos sin la S

Laos se pronuncia Lao, sin la s al final, o por lo menos así lo pronuncian sus habitantes. Un país que ha sido el títere de todos los vecinos cercanos y lejanos y por su pacifica actitud no ha tenido los devastadores y sangrientos resultados que los desafortunados compañeros de alrededor. La gente es super amable y su forma de ser relajada hace que no posean el mismo nivel de codicia que los tailandeses o los vietnamitas, haciendo que poco a poco el alma veloz del viajero tome un ritmo agradablemente lento, por ejemplo, la velocidad a la que manejan las motocicletas es adormecedora, en una tienda el dueño estaba cerrando y me mando a una tienda más lejana porque él quería ver televisión, muchas veces las tiendas estaban sin nadie que las atendiera y luego de saludar varias veces y casi meterse en la casa se encontraba a los dueños tomando una siesta. El hecho de tener una población bien pequeña para los estándares asiáticos y que la mayoría de la gente vive en el campo hace que la carrera de ratas(rat race) no haya llegado a este lugar y tardará mucho en llegar. El solo pensar en comer arroz pegajoso (arroz especial de Laos) y saborear un par de botellas de beer Lao le da cierto chispazo a mi corazón.

LO MEJOR

Vang Vieng, esta montaña rusa de emociones y recuerdos no tiene comparación.

LO BUENO

La cueva de Kong Lo, un viaje a otro planeta.

Vientiane, generalmente los mochileros se quedan allí solo una noche en su camino a Vang Vieng, pero con paciencia se pueden encontrar los encantos de esta “ciudad” capital.

Compartir un par de días la rutina diaria de los Hmong

LO MALO

la indiferencia de los conductores de tuk tuk al importarles solo el dinero cuando la chica inconsciente por envenenamiento alcohólico necesitaba ayuda médica.

Las estaciones de bus que estrategicamente están ubicadas a varios kilómetros fuera de las ciudades obligando al viajero a pagar por tuk tuks .

El hecho de que después de salir de Laos, casi no puedo deshacerme de un buen fajo de dinero que olvide cambiar antes de salir. Nadie quiere comprar Lao Kip.

Share this post!

Bookmark and Share

1 comments:

Alejandro Angel said...

Es increible el viaje, el tremendo viaje que estás haciendo.

Muy bacano ver esa parte del mundo a través de tus ojos.

Un saludo, ahora desde Barranquilla.

Post a Comment

Comentarios y criticas serán bien recibidas