A través de las entrañas de la tierra

Estando en la capital del Laos aproveche para hacer una diligencia burocrática, sacar la visa para el siguiente destino en el camino, Birmania. Lastimosamente descubrí que la embajada tomaba 4 días hábiles para procesar la visa y sumando un festivo y un fin de semana significaba que tendría que regresar en una semana. Ni modos, a matar tiempo mientras tanto. Para ello me la tomé suave en Vientiane, sorprendido por lo particular de esta ciudad “capital” que más parece un pueblo grande. Eso es una exageración, pero con una población de 300.000 personas, no da la impresión de ser una ciudad capital. Los siguientes días fueron una sucesión de divagar por las interesantisimas calles con su extraña mezcla de arquitectura francesa colonial y uno que otro bloque de concreto soviético, tropezándose con uno u otro diplomático en sus carros mega modernos en medio del calor abrazador y disfrutando uno de los pocos buenos legados de la era colonial francesa, buena cocina!

Los días alcanzaban temperaturas de 39 grados y fuimos a darnos un chapuzon a la piscina que le pertenecía al equipo nacional de natación de Laos. Piscina que no era mucho más grande que la piscina que mi abuelo hizo con sus propias manos para poner peces en ella. Supongo todo encaja, si la capital tiene tan pocos habitantes, para que hacer una piscina de más de 25 metros de largo.

IMG_0838

IMG_0842

IMG_0856

IMG_1058

Un día de esos fuimos en motocicleta a ver un lugar llamado “parque de Buda” que resulto ser un conjunto de figuras budistas muy curiosas y extravagantes, me encanto ese lugar. Es sorprendente pensar que después de tantos meses aún me puedo deja llevar por la excitante sensación de ver otro templo u otra estatua de buda. Aquí van algunas fotos del parque de buda.

IMG_0876 IMG_0884 IMG_0893 IMG_0900

De regreso le dimos un vistazo a el arco del triunfo de Laos, que muy bonito desde lejos, a medida que se acorta la distancia resembla más y más un bloque de cemento. Graciosamente esta era la descripción oficial en un cartel del arco.

IMG_0929IMG_0930

Aún con varios días por quemar decidimos dejar la tranquila “ciudad” capital y echarle un vistazo a unas cuevas 9 horas en bus de Vientiane. Ese fue uno de los muchos buses que tomaríamos en Laos que dolorosamente han tomado gran parte de mi energía de viajero. Este consistió en un viaje en bus por varias horas en el sofocante calor, con gente por doquier. Luego a mitad del camino tuvimos que tomar un sawng thaew, que es una especie de mini camión con bancas en la parte trasera donde la idea es acomodar tantas personas, animales y bultos de arroz como sea posible. Nuestro conductor dio varias vueltas en la aldea que nos recogió hasta que se aseguro que no cabía un alma más y las siguientes horas fueron una lucha de contorsionismo acompañadas por el irregular sonido de gallinas encostaladas.

Sin embargo las cuevas de Kong Lo valieron muchísimo la pena. Realmente es un río que atraviesa una montaña y se puede hacer el recorrido ida y vuela en bote, deteniéndose ocasionalmente para admirar algunas partes iluminadas con luces violeta, rojas o azul, dando la apariencia de estar en un paisaje marciano, o para caminar en la panda superficie mientras la lancha era empujada a profundidades navegables. Fue una experiencia deleitante, ver como las luces de las linternas juegan con las sombras de las estalagmitas, la reflexión de las rocas en el agua dando falsas impresiones de estar volando sobre rocas altas y la sensación de estar siendo devorado en las entrañas de la tierra.

IMG_0938 IMG_0967 IMG_0974 IMG_0981 IMG_0989 IMG_0996 IMG_0997

Después de recorrer la cueva decidí nadar un poco en este riachuelo y participar en sus juegos de saltar desde rocas altas al agua. La gente de Laos no desperdicia oportunidad de zambullirse en cualquier liquido para mitigar un poco el calor. Antes de irnos una familia nos invitó a tomar un par de vasos de cerveza acompañados con un poco de la picante salada de papaya. Cuando otros viajeros hablan de Laos siempre mencionan lo relajados que son, sin prisa y con gran amabilidad hacia el farang*. Después de Vietnam todas estas virtudes son terriblemente apreciadas y la gente de Laos estaba probando ser increíblemente agradable.

IMG_1022 IMG_1026 IMG_1028 IMG_1035

De regreso en Vientiane, con pasaporte en mano y visa lista le pegamos una visita al muy interesante centro de prótesis de extremidades llamado COPE centre en donde aprendí que Laos fue el país más bombardeado de Asia (en comparación con la proporción de su territorio), como consecuencia muchas bombas nunca explotaron y en aldeas remotas niños y adultos voluntariamente tratan de encontrar estos artefactos para desarmarlos y vender o utilizar los pedazos de chatarra y explosivo. Esto les puede dar mucho más dinero que la agricultura, pero al mismo tiempo las consecuencias son fatales para mucha gente que termina perdiendo brazos o/y piernas o la vida misma. Este centro se concentra en producir prótesis de brazos y piernas a muy bajo costo permitiendole a las desafortunadas victimas reanudar con sus vidas. El caso de un señor me conmovió mucho cuando al recibir sus implantes lloraba agradeciendo que ya no tenía que comer como un perro arrastrado en el suelo. Esto me hizo pensar en las minas quiebra-patas que existen en Colombia, en lo fácil y rápido que es plantar odio y peligro, y lo largo y tedioso que sera liberar la tierra hasta el punto en donde todos podamos caminar sin miedo a pisar los pecados de hombres inescrupulosos.

IMG_1065 IMG_1067

Al siguiente día dejamos Vientiane y emprendimos camino hacia uno de los lugares más famosos en la comunidad de mochileros del sur este asiático, Vang Vieng.

*farang, forma como se les llama a los extranjeros en Laos y Tailandia. Originalmente significaba francés.

Read More!

Viet Fucking Nam

El gran cine americano se ha encargado de poner en nuestro mapa mental un lugar del cual realmente conocemos poco, Vietnam. Con innumerables películas y series de televisión (yo crecí viendo Misión del deber) es sorprendente darse cuenta que no podemos explicar muy bien cual fue el conflicto que ocurrió, las razones políticas que motivaron las fuerzas internacionales a actuar y el hecho de que aún mucha gente cree que estados unidos salió victoriosa de esta guerra (si es que se puede salir victorioso de cualquier guerra). Ahora Vietnam posee una de las economías más emergentes de Asia con su sistema mono partidista pseudo comunista en donde todo ciudadano tiene derecho a hacerse rico con tal que no se cuestione al estado. Me alegro de haber visitado Vietnam pero me lo pensaría dos veces de regresar. La constante batalla por el cambio de dólar justo (muchos precios son en dolares que irónicamente solo se pueden conseguir en el mercado negro), los interminables atentos a ser timado descaradamente y la geografía prolongada y delgada hacen que viajar por este país sea agotador y poco gratificante a pesar de sus innumerables lugares hermosos por conocer. A veces daba la impresión de que le puñado de gente que tiene más contacto con los turistas están en la misión de fregarlos a como de lugar, como consecuencia cuando se encuentra a alguien genuinamente bueno se aprecia mucho más sus sinceras intensiones.

LO MEJOR
Hoi An, lugar con atmósfera relajada y hermosisima arquitectura (lástima que la estadía allí fue tan corta)

LO BUENO
Phu Quoc, isla semi paradisíaca donde pase mi cumple.
Dalat, un lugar muy interesante, sobretodo por su casa loquisima,
Bahía de Halong, espectaculares vistas y paisajes.

LO MALO
Bus de Hanoi a Laos, con el ayudante de conductor asqueroso
La gran mafia del dólar.
Los incesantes intentos a ser timado y tener que estar siempre con la guardia arriba.
Read More!

Contra el Viet Cong

Primero que todo debido a que blogger.com es una herramienta muy fastidiosa y deplorable, la entrada anterior no fue publicada por email, esta entrada esta publicada aca http://veniaporelcamino.blogspot.com/2010/03/pa-tet-ico.html. Y ya esta muy tarde para cambiarme de proveedor a estas alturas del viaje. La continuación del viaje sigue así:

Después de ver las dunas de arena retornamos a Mui Ne corriendo contra el reloj, solo para esperar otro impuntual bus; una vez allí instalados nos preparamos para otro viaje largo en medio del Tet que aún nos seguía haciendo estragos con la transformación que tomó el país. Nuestro siguiente destino fue la ciudad de Nha Trang, famosa por ser la capital de buceadores de Vietnam. Llegamos por la noche y decidimos pillar algo de comer antes de buscar un lugar donde dormir. Es esas le pregunté a unos turistas hacia donde quedaba la zona de hostales y nos comentaron que todo estaba lleno y que ellos mismos tuvieron que dormir en el suelo la noche anterior. Empezamos la búsqueda de acomodación con la esperanza de que la situación hubiese cambiado de un día para el otro pero no fue así, terminamos durmiendo en el suelo de una casa de huéspedes cuyos dueños, una familia, nunca pude decidirme si eran buena gente o solo pretendían serlo para aprovecharse del turista. Después de una noche en el poco suave suelo conseguimos una habitación en la misma casa de huéspedes y salimos a dar una vuelta con la sorpresa de que esta ciudad playera estaba siendo golpeada por clima poco playero. Con el lastre de una noche mal dormida dimos vueltas por la playa sentándonos en algún momento a leer nuestros libros. Al rato la conmoción empezó cuando unos viajeros a 5 metros de nosotros perdieron sus billeteras, ellos mismos no podían explicar que paso porque fue muy rápido y no se dieron cuenta de nada. IMG_0465.JPGLos siguientes días nos dedicamos a explorar la ciudad un poco en bicicleta, pegándole una visita a un centro de baños de lodo. Como mencione antes, Nha Trang es la capital del buceo de Vietnam y aprovechamos la competencia feroz de las incontables agencias de buceo que mantienen precios bien bajos; la visibilidad no estuvo tan fenomenal y no hubo tiburones pero si vimos unos corales impresionantemente grandes y buen número de peces. Nuestro instructor era muy buena gente y tenia gran paciencia para aguantarse a su jefe cascarrabias. En el bote también conocimos a unos vietnamitas muy buena gente que estaban aprovechando las festividades para hacer snorkelling. Esa misma tarde antes de tomar un bus de noche hacia nuestro siguiente destino decidimos darle un intento a aprender un deporte llamado Wake boarding, que consiste en ser jalado brutalmente por un bote al tratar de equilibrarse en una tabla y no soltarse de una cuerda. Mi gran problema fue al no soltar la cuerda cuando no conseguía mantener el equilibrio, esto hizo que desarrollara un gran dolor de músculos en los brazos que hacía más difícil aún aprender este deporte. IMG_0478.JPG

IMG_0512.JPG Después de divertirme dándome tortazos al caer violentamente en el agua corrimos a tomar ese bus de noche que luego de gran número de interrupciones y retrasos llegó al bello pueblo de Hoi An; este pueblo es patrimonio Unescode la humanidad debido a que fue uno de los pocos lugares que quedo prácticamente intacto después de los bombardeos y guerras que tuvo Vietnam en el siglo XX.

Esa tarde fue a dar un paseo por los alrededores de Hoi An y en el camino una señora me invitó a su casa a tomar té. Muy gustosamente acepte y me presentó a su familia y me preguntaba algunas cosas de mi vida. Me dejo impresionado cuando me mostró el nivel al que llega el agua con las inundaciones que causan los tifones, prácticamente toda su casa se llena de agua y deben todos trasladarse y amontonarse en el minúsculo segundo piso de la casa. Luego de un rato me invitó a cenar y mientras tanto dí un paseo en el cual conocí a dos chicas filipinas muy buena gente con las cuales charle hasta que fue la hora de la cena. Luego en casa otra vez de la señora comimos y luego de un rato me regrese a la ciudad turística un poco confundido con al muestra de hospitalidad que acababa de recibir. Acá esta una foto del nieto de la señora y otra señora del mercado:IMG_0553.JPG
IMG_0569.JPG
IMG_0600.JPG
Lamentablemente por falta de un poco de planeación tuvimos que pasar solo una noche en Hoi An para tomar camino hacia la capital de Vietnam, Hanoi. Cansados de tantos buses nos fuimos en tren nocturno lo que probo ser buena idea porque no llegamos tan agotados a la capital vietnamita, con energía suficiente para lidiar con este lugar que tiene reputación de ser poco hospitalario y muy agresivo, para nuestra sorpresa no fue nada para nada como nos lo habían descrito y al final nos terminó gustando mucho más que HCMC. Una de las primeras cosas que hicimos allí fue tramitar la visa para Laos, proceso que empieza a ser hartisimo porque al final resulta ser solo una herramienta más para extorsionar al viajero. Esa noche fuimos al bar de un hostal donde pasamos la noche con otros viajeros deambulando por las calles y tomando increíblemente barata (y sin sabor) cerveza Hanoi.

Relativamente temprano al día siguiente fuimos a ver el mausoleo de Ho Chi Min, (aún no puedo quitarme de la cabeza el hecho que no pude ver a Lenin en Moscú) que resultó ser bastante interesante. Al igual que Mao en Beijing, este líder embalsamado parece un personaje de Madame Tussauds (y hay rumores de que lo es) lastimosamente no dejan tomar fotografías y el control de seguridad es bastante estricto. Luego de ahí deambulamos por la ciudad un poco apreciando sus encantos escondidos, la cotidianidad y esquivando como en todo Vietnam las motocicletas que inundan las calles. Aquí una foto del mausoleo de Ho Chi Min y una calle de Hanoi.IMG_0645.JPG
IMG_0663.JPG Vietnam es famoso por su cocina, porque tiene una gran mezcla entre cocina china, local e influencia francesa de épocas coloniales. Sinceramente lo que se encuentra en la calle no esta muy bueno y me recordaba de ciertas comidas que comí en China, por su sabor insípido y poco alimenticio. Esa noche para cambiar un poco de sabor fuimos a un restaurante que es un proyecto llamado KOTO Know One, Teach One, en donde gente que ha vivido en la calle tiene la oportunidad de aprender y trabajar en la industria turística y de comidas. Una vez allí pudimos deleitar nuestras papilas gustativas con una de las mejores comidas que he experimentado en el sur este asiático, no cabe duda que el proyecto ha dado buen resultado por la alta calidad de la comida y del servicio, permitiendole obtener recientemente un estado de auto-suficiencia.

Al siguiente día y ya con poco tiempo para permanecer en Vietnam, nos metimos en un tour todo organizado a la tal vez más famosa atracción de este país, la bahía de Halong. Decidimos ir por tour donde le cucharean todo a uno porque ya estábamos hartos de lidiar con esta gente y por unos días decidimos olvidarnos de tener que preocuparnos por buscar donde comer o que hacer o negociar el precio. Entre las actividades que estaban incluidas en el plan estaba el hacer kayaking en este mar de picos de lima que dejan admirar un paisaje super hermoso, muy parecido al que vi en Yangshou en China pero con la diferencia de que en vez de campos de arroz había mar. Otra actividad fue ir a visitar una cueva enorme llena de luces que dejaban ver la magnitud astronómica de este lugar además de permitir que la imaginación vuele (por lo menos la de los guías) al tratar de mostrarnos figuras formadas por las rocas y estalagmitas. Una de las noches la pasamos en el bote, y para matar el rato tratamos de pescar calamares infructuosamente y para celebrar nuestra derrota fuimos a darle un toque al alma al tratar de cantar un par de canciones en karaoke. Obviamente mi voz de tarro salió a relucir y lo peor de todo hay prueba filmográfica de este acontecimiento pero para evitar dolores de cabeza en los posibles lectores de este blog no publicare este video.

Al siguiente día fuimos con el bote a una isla donde montamos un rato en bici y luego caminamos un poco, todo al estilo tour de paquete: 20 minutos bicicleta, listo, llevar a los turistas a la tienda de regalos, listo, caminata en la jungla por 10 minutos, listo, ir al restaurante con comida medio aceptable y con precios de bebidas exorbitantes, listo, llevar a los turistas a su hotel para que tengan la tarde libre, listo. Esa noche nos quedamos en la isla de Cat Ba en donde caminamos un poco y tuvimos un mini torneo de fútbol de mesa. En medio del paseo fuimos testigos de la sed del dinero que poseen algunos vietnamitas, al caminar por una casa escuchamos un gato y cuando nos vieron echándole ojo al gato se armo una conmoción que trajo hasta los vecinos, después de que lograron bajar al gato del tejado y dejar que lo tocáramos empezaron a cobrarnos. Yo no lo creía realmente así que les seguí el juego pretendiendo que no entendía hasta que ellos empezaron a sacar billetes y mostrarnos cuanto debíamos pagar cada cual con un precio codicioso distinto, no pude evitar reírme y obviamente no pagamos nada. Me pregunto si esta gente cree que todos los turistas son tan estúpidos o si tal vez una que otra vez la trampa les funciona.

Algo que me llamo la atención de la bahía de Halong es la cantidad de mujeres con sus icónicos sombreros vendiendo mil y un cosas que traen en estos abarrotados mini abarrotados botes que llevan de barco en barco a punta de remo. Aquí les muestro algunas fotos de lo bello que es este lugar:IMG_0699.JPG
IMG_0705.JPG
IMG_0763.JPG
IMG_0782.JPG De regreso en Hanoi no hicimos mucho aparte de navegar la red, enviar correo postal y recibir un masaje cuyo estilo me recordó mucho a los que recibí en China. Todo esta mientras esperábamos por lo que seria una despedida única e inolvidable de Vietnam. Nuestro siguiente destino es Laos y teníamos varias opciones para llegar allí. Una de ellas arriesgar a sobrepasar la visa y cruzar por un borde medio amigable (la multa puede ser de hasta 100 dolares), tomar un avión hasta la capital de Vientiane por 150 dolares, o tomar el infame bus del infierno por 18 dolares. Al final decidimos tomar el bus y comprobar porque ha ganado este nombre. Primero que todo es un trayecto larguísimo, el trayecto dura entre 20 y 28 horas y lastimosamente este no era el bus con camas que a veces se puede conseguir sino de solo sillas. Luego de dos horas de paciente espera nos recogieron en un mini bus y de allí nos llevaron a 14 personas a otro bus en una calle oscura y en la mitad de la nada. Desde ahí me empezó a dar sospecha. Al cabo de dos minutos de subirnos al bus empezaron los problemas cuando el ayudante del conductor comenzó a gritarnos y obligarnos a ser amontonados en la parte trasera del bus. Como buenas ovejitas le hicimos caso a este mocoso, menos Tanya, el ayudante al ver que ella no se movía decidió empujarla haciendo que ella lo empujara de vuelta y que yo me lanzara a gritarle. Luego de vernos llenos de ira y de muchos insultos y gritos este personaje bajo la guardia un poco y nos amenazó con bajarnos del bus si no nos movíamos a la parte de atrás ,ya estando en la mitad de la nada y apenas en la primera hora del camino en la oscuridad las opciones se veían muy nubladas. Al final todos decidimos quedarnos allí pero yo por lo menos pase una noche muy larga, por la incomodidad del bus (terminé durmiendo en el suelo) y por el estrés que este personaje me conmociono. Hubo otra ocasión en donde tuve que gritarle e insultarlo (respuesta a sus insultos en su idioma yo le respondo en el mio) porque quería seguir camino cuando Tanya aún estaba en el baño en una estación de gasolina.

En el borde fronterizo hubo un poco de corrupción fastidiosa en donde todos los extranjeros debían de pagar por recibir el sello de salida del país, creando muchos gritos e insultos a los agentes de inmigración que ignoraban las quejas y reclamos demostrando la posición de poder que tenían sobre nosotros en ese momento. En la entrada de Laos fue la misma historia, pero al menos la gente era más amable y había un anuncio oficial en donde todo el mundo debía pagar. Luego de muchas más horas de viaje y cansancio llegamos a la capital de Laos, Vientiane, en donde luego de un rato de búsqueda encontramos un lugar donde dormir y terminamos compartiendo el cuarto con dos chicos que venían en este bus del infierno.

Hasta la vista Vietnam.

Read More!

Pa Tet ico

En las innumerables guerras y conquistas del continente asiático cabe recordar que el imperio chino se expandió colosalmente para luego sucumbir como todos los imperios, por eso es que existe el dilema con Tibet porque según china, les pertenece y se reusan (y reusarán) a darle independencia a los tibetanos, ni siquiera como comunidad autónoma. El territorio donde ahora esta Vietnam también fue parte de este imperio, la china comunista trató de recuperar su viejo dominio pero los aguerridos vietnamitas lo impidieron en un batalla fronteriza. El dominio chino duró cerca de 1000 años y por consiguiente muchas cosas que se ven en Vietnam tienen origen o similitud con la cultura china. Una de ellas es la celebración del año nuevo o más conocida como Tet. Cualquiera diría, hey, genial, otra celebración de año nuevo, con fiesta, francachela y comilona, pero no. Lamentablemente el Tet celebrado en Vietnam no es sino una excusa para que los vietnamitas paren el país para visitar a sus familias o irse de vacaciones, haciendo que el país tenga un paro total, incrementando brutalmente los precios de los hoteles, cerrando atracciones turísticas y haciendo difícil conseguir transporte público. Más triste aún, las calles son desoladas, con muy pocas actividades (solo con decoración temática) y le da la excusa a muchos vietnamitas de cobrarle más a los turistas porque estamos en Tet. No es la mejor época para ver este lugar, sobretodo porque abarca casi dos semanas pero ni modos ya estábamos allí y mirándolo de forma positiva tendríamos la oportunidad de ver este festival tan importante para esta gente.

En el bus hacia Ho Chi Min City (más popularmente conocida como Saigon) encontramos gente bien amable dándonos consejos de como negociar en Vietnam además de la amistosa ayuda de un señor que nos ayudó a llegar a la zona de mochileros. Empezamos a caminar y empezaron los buitres a tratar de incitarnos para quedarnos en sus negocios. Decidimos que Tanya se quedara en un lugar donde sentarse con las maletas mientras yo encontraba un cuarto para los siguientes días. Al cabo de un rato regrese acompañado involuntariamente de una mujer poco amable donde al final terminamos quedándonos (porque era buen precio) de camino al cuarto Tanya me contó que mientras esperaba, la señora de la tienda donde se estaba sentando le ordenó que pidiera algo de beber y como ella no lo hizo, la señora empezó a tirarle latas de cerveza en la cara y sillas. Que contraste de gente!

Dimos un paseo por la tarde, caminando por las calles de Ho Chi Min City (HCMC), aprendiendo a cruzar la calle entre el ensordecedor sonido de las ubicuas motocicletas (fenómeno reproducido en todo el país) y topándonos con uno que otro americano que parece nunca se fue después de que la guerra fue pérdida. Esa tarde en una heladería estuvimos a punto de tomar un helado de durian (fruta asiática) de olor asqueroso y sabor repugnante que aún puedo recordar, pero menos mal solo fue la prueba y pudimos escoger una opción mas segura (ron con pasas). Como mencione antes, el país se estaba preparando para el Tet y mucha decoración estaba siendo puesta por toda la ciudad para conmemorar este hecho.

IMG_0212.JPG

Al siguiente día fuimos al museo de los "restos de la guerra", lugar un poco espeluznante y brutal por sus crudas imágenes y exposiciones. Una de ellas incluía la reproducción de celdas para prisioneros políticos junto con respectivos métodos de tortura. El conflicto que paso en Vietnam es bien complejo de entender, según lo entiendo yo Ho Chi Min (o el tío Ho) fue el líder de la revolución que expulso a los franceses de indochina vietnamita y luego participo en el proceso de convertir a Vietnam en un estado comunista. Estados Unidos metió sus narices al igual que la USSR cada uno defendiendo sus intereses políticos. La USSR soportó a Vietnam del norte y América a Vietnam del sur. La guerrilla comunista se hacia llamar el Viet Com y estos fueron los que al final tomaron control de todo el país. Me estoy saltando muchos detalles pero a grandes rasgos fue algo así. Algo interesante de este museo era que mostraba la locura que desarrollaron muchos soldados americanos al ser sometidos a la crueldad de la guerra. Entre las varias historias una particular llamó mi atención, trataba de un pelotón de soldados en 1969 liderados por un teniente en donde al llegar a una aldea mutilaron y asesinaron a sangre fría a 20 personas. No fue sino hasta 2001 que el teniente Bob Kerry (senador de usa) confesó su crimen ante la humanidad. IMG_0201.JPG

IMG_0202.JPG

Para seguir incrementando el porno sanguinario del museo, había una exposición de los abominables efectos de los B 52 (aviones bombarderos del orgullo americano) cuando lanzaban bombas Napalm (bomba que se especializa en difuminar fuego en extensiones de tierra bastante grandes) para luego ser rematados con el infame Agente Naranja. El agente naranja es una bomba química que se uso para destruir selva (abriendo camino para las tropas de tierra) y prevenir que las fuerzas guerrilleras cultivaran, además posee efectos secundarios ocasionando enfermedades pulmonares, de piel y cáncer y deformación genética. Las obscenas fotos de los terribles resultados producían revoltijos en las entrañas al verlas expuestas en el propagandista museo; aún mas asco da enterarse que después de tanto tiempo estados unidos se reusa a aceptar muchos de los crímenes que cometió. Como dato curioso, la sustancia del agente naranja es tan letal que la cantidad que se puede poner en una cuchara basta para acabar con una población de 100.000 personas.

Después de una tarde tan instructiva y repulsiva, deambulamos por las calles topándonos con la iglesia de notre dame y más preparativos para el año nuevo. Al siguiente día tomamos un tour hacia los túneles de Cu Chi, símbolo de orgullo vietnamita que muestra la resistencia guerrillera al generar un enorme y complejo sistema de túneles que les permitía a los guerrilleros esconderse y desplazarse sin ser capturados. El lugar es muy interesante, al principio muestran un video muy propagandistico en donde se le daban medallas a los valientes soldados que destruían tanques o tropas enemigas. Un guerrillero ganó tres medallas y se tituló "the american killer hero" (héroe mata americanos). También se veían las muchas trampas que eran creadas con gran genialidad para hacer sufrir a los jóvenes soldados americanos. Los túneles son bastante claustrofobicos, oscuros y un poco asfixiantes, parece increíble poder creer que hubo gente que vivió allí por años saliendo de vez en cuando para recoger más provisiones. Como parte de la atracción turística dan la oportunidad de disparar armas. Yo no soy muy fanático pero hicimos la prueba con un rifle y puedo reiterar como odio las armas con su poder destructivo y ensordecedor sonido. IMG_0242.JPG
IMG_0259.JPG
IMG_0262.JPG Esa noche tomamos unas birras con un par de chicas de noruega y un americano. Irónicamente el americano salió ser uno de esos que aman las armas y defienden su derecho de poseer un arma y cargarla según sus palabras "en caso de que algo pase". Me preguntaba si este personaje es puesto en una situación de peligro como reaccionaría, de seguro que solo haría que la situación se tornara peor.

Al día siguiente fuimos a relajarnos de tanta cultura y terminamos en un parque acuático, donde yo tropecé torpemente más de una vez, en mi defensa, el lugar esta hecho para gente de tamaño asiática. Por la noche fuimos de paseo por la ciudad, viendo como se acumulaba más y más la locura del Tet. Por eso decidimos partir hacia una ciudad llamada Dalat, centro de un gran conjunto de comunidades étnicas además de estar a cierta elevación del nivel del mar dando un gran respiro al sofocante calor de HCMC.

Allí en Dalat nos la tomamos suave, en medio de la celebración del Tet, que como dije antes es una reunión familiar haciendo que todo el movimiento de la calle pare casi en su totalidad. En esos días visitamos la versión Mini de la torre Eiffel. subimos una montaña llamada Lang Bian, paseo en telesferico y disfrutando de la quietud que trajo las festividades. Uno de esos días le echamos un vistazo a una casa loquisima, hecha por una arquitecta educada en Rusia que según nos contaron es la hija del primer presidente que tuvo Vietnam. Esta casa nos cautivo desde que entramos, con sus escaleras y cuartos de formas irregulares, mezcla de colores y figuras. La casa aún esta en construcción y los planes futuros pintan aún más locos. Me encantó esta casa de ensueños.

IMG_0311.JPG
IMG_0320.JPG
IMG_0333.JPG
IMG_0354.JPG Después de varios días pasados en Dalat decidimos seguir el camino turístico hacia Muine, un lugar que atrae gente por sus dunas del desierto. También atrae muchos Kite Surfers que tienen el lugar perfecto para practicar su deporte, mucho viento y olas enormes. Estas mismas dos condiciones hacen que pasar un día en la playa sea una tortura al recibir miles de pinchazos de la constante arena que es batida por el viento. En Muine solo pasamos una noche, los precios del Tet aún estaban siendo ofrecidos y esto solo nos daba la opción de seguir a lugares más alejados de HCMC. IMG_0429.JPGIMG_0412.JPG Antes de partir hacia el siguiente bien abatido lugar turístico alquilamos una motocicleta y fuimos a ver las dunas. Habían dos tipos de dunas, las más cercanas de color rojizo en donde miríadas de niños ofrecían alguilar pedazos de plástico para deslizarse por entre la arena y que cordialmente nos insultaron en inglés cuando nos reusamos a pagar por la basura que nos estaban tratando de vender. Las otras dunas, más lejanas y grandotas valieron mucho la pena ver, dunas de arena blanca con grandes espacios para caminar y admirar la belleza del paisaje. IMG_0445.JPG IMG_0452.JPG Una vez más las dunas de arenas hipnotizaron mi mente y me dejaron boquiabierto. Para mi que son medio mágicas.

Hasta la próxima entrada.

Julian
Read More!

Good Morning Vietnam

Nos levantamos medio temprano y empezamos a debatir si nos vamos o nos quedamos. Nos podemos quedar un día más y poder ver la pequeña aldea de Kep, o podemos cruzar la frontera y empezar a lidiar con Vietnam, al final dejamos que la suerte nos indique que hacer. Preguntamos en varios lugares y encontramos que podemos partir cuando queramos en moto taxi no solo hasta la frontera sino hasta el primer pueblito de Vietnam así que hasta acá fui, nos fuimos Cambodia, Good Morning Vietnam (programa de radio emitido por tropas americanas en la guerra con Vietnam).

El viaje en moto taxi fue bastante agradable, sobre todo al ver gente usando uno de los iconos más famosos de Vietnam, el sombrero en forma de cono. El paso fronterizo estuvo bien tranquilo y sin mayores problemas, nada comparado con la corrupción que ocurre en bordes fronterizos más populares. Vietnam, este país del cual todos hemos escuchado pero que realmente sabemos poco. He oído mucho sobre él de otros viajeros y muchas cosas que escuche me hicieron pensar dos veces antes de visitarlos, pero aquí vamos a encontrar lo bueno, lo malo y lo feo.

En menos de lo que pensamos estábamos tomando un ferry para llegar a la enorme y paradisíaca isla de Quoc. Esta isla era bien bonita, con playas desiertas y paradisíacas ganadoras de premios por ser aún semi vírgenes (aunque yo lo dudo mucho) y la mejor forma de explorarla era alquilando una motocicleta (el común denominado de Vietnam) y explorar sus carreteras tierrosas y polvorientas mejorando así nuestras cortas habilidades motociclísticas. Aquí en Phu Quoc fue donde probé el mejor plato de calamares de mi vida, curiosamente no estaba a la venta sino que era el almuerzo de la familia que atendía el mini restaurante, yo no me di de cuenta de esto, solo me fije que se veían muy buenos y pensé que estaban a la venta. Aquí les muestro algunas fotos de esta isla tan hermosa:


IMG_0027.JPG


IMG_0030.JPG


IMG_0043.JPG

Fue allí en Phu Qouc donde pase mi cumpleaños. Se celebró de la mejor forma, con la buena compañía de Tanya, con un calor delicioso (los últimos los había pasado en invierno), con buena comida de mar, buena lectura (terminé el maravillo libro "mil soles espléndidos") hamacas, ron y saltando de la felicidad:

IMG_0056.JPG


IMG_0079.JPG Después de varios días de tranquilidad y quietud los pies empezaron a sentir un cosquilleo y con tiempo limitado para ver Vietnam toco partir de esta isla, no sin antes rentar un jet ski y recrear escenas de película de acción al acelerar y girar este aparato tan emocionante saltando de ola en ola.

Después de otro ferry llegamos a un pueblo costero donde tomamos un mini bus hacia la ciudad de Can Tho, no sin antes tener varios altercados con los fastidiosos y omnipresentes moto taxis que nos llevaron a varias "estaciones de buses" para terminar en la oficial. Mi primera impresión de Vietnam fue Phu Quoc y pintaba muy bien pero aca en tierra firme era como estar en la selva donde el turista es la presa que capturar. Luego de varias horas llegamos a Can Tho y allí nos alojamos en la no muy amigable casa de huéspedes y aprender a gritos que por reglas del gobierno (o para poner en desventaja al turista) los empleados del hotel se deben quedar con el pasaporte.

Al día siguiente nos levantamos temprano para ir en bote a ver un mercado flotante, lleno de colores, olores (frutas, verduras y humo de motor) y botes.

IMG_0107.JPG

IMG_0108.JPG


IMG_0113.JPG


IMG_0118.JPG

Fue muy agradable poder ver el mercado flotante, sobretodo porque comienza a las 4 am!, pudimos comer fruta fresca y dulce; aunque el viaje en bote estuvo un poco largo y con el calor no hubo más remedio que tomar una mini siesta en medio del ruido y el humo de los motores. Después de ver un poco la ciudad e infructuosamente tratar de ir a un parque acuático (obsesión de Tanya) que esta cerrado por el Tet (celebración del año nuevo Vietnamita) decidimos partir hacia Ho Chi Min City o como le se refieren a ella los viajeros HCMC. En la próxima entrada les contaré los sucesos en esta interesante ciudad.

Read More!

Angkor What?

Camboya, el reino de Khmer, un lugar que ha tenido una historia bien trágica es un lugar que esta cambiando mucho, tratando de continuar la carrera por la globalización y curando sus recientes heridas de guerra. Camboya es uno de los destinos típicos de la gente que hacen el ciclo del sur este asiático, muchos no saben realmente que hay allí y se topan con sorpresas deslumbradoras, como los templos de Angkor o escenas horrendas, como la prisión S21. Mi objetivo era ver estos extremos de este lugar tan fascinante y quede satisfecho con lo que vi y experimente allí, en la tierra de los Khmer.


LO MEJOR

Deambular por el casino de la estación de Borkor. Lugar que podría ser el escenario de una película de terror.


LO BUENO

Los templos de Angkor Wat, que satisfacieron mis expectativas; el templo solitario en la cima de la montaña.

Kampot, lugar al que muchos vienen y se van diciendo que no hay nada por hacer, pero al contrario puede ser un magneto dificil de dejar.

Isla bambú con sus playas virgenes blancas desoladas.


LO MALO

El borde fronterizo entre Tailandia y Camboya. Que mafia tan agotadora que tienen montada allí.

Viajes en bus con música y películas dobladas que daban dolor de cabeza.

La incesante oferta de tuk tuks o motocicletas.

La barracuda que se amaño en mi estómago por casi 5 días.

Read More!