Khmer Rojo y lugares bizarros en Camboya

El comunismo o socialismo (teorías muy parecidas con diferencias muy sutiles y generalmente son usadas para indicar lo mismo) son conceptos que en papel suenan muy bien pero al ponerlos en practica a gran escala no funcionan muy bien y han dado resultados desastrosos. Los que me conocen sabrán que yo tengo cierta inclinación hacia estas ideologías, no me convenzo que el mercado y la mano invisible de Adam Smith nos darán bienestar a todos, creo que cada ser humano debe tener acceso a tratamientos médicos sin importar su nivel económico y detesto el servilismo que se genera por medio de las propinas, en baja escala, o los bonos de salarios, a gran escala.

Asia es un continente que ha experimentado con estos sistemas causando grandes tragedias históricas. Camboya es uno de estos países en donde el comunismo fue puesto en práctica por medio de armas, sudor y sangre. Un grupo de intelectuales camboyanos educados en Francia decidieron cambiar a su país generando el Khmer Rouge (Khmer es el grupo étnico más grande de Camboya, Rouge significa rojo en francés) para crear igualdad entre todos, pero la sed de poder y la ambición hizo que sus planes se degeneraran y causaran sufrimiento, genocidio sistemático, evacuación de todas las ciudades que se convirtieron en construcciones de cemento fantasmas, hambruna y destrucción del país. Una aproximación fiable a la cantidad de victimas no ha sido concretada, pero los pesimistas hablan de 4.8 millones de personas (un cuarto de la población de esa época) que fallecieron en los exterminios del Khmer Rouge o por las subsecuentes hambrunas y enfermedades.

Al que se le atribuye el liderazgo de esta desgracia es a un revolucionario llamado Pol Pot, que era el líder del Khmer Rouge. Entre las muchas cosas y políticas que instaló se le atribuye la gran reforma agraria que obligaba a todo habitante del país a trabajar en el campo para producir comida, comida que era enviada a China dejando muy poco para el consumo interno. El Khmer Rouge estuvo en poder desde 1975 hasta 1979, cuando fuerzas vietnamitas invadieron Camboya no para liberar el país sino para cambiar de líder opresor. La historia de este país es bien enredada porque esta entrelazada con la China comunista, la URSS, la guerra de Vietnam y Estados Unidos.

Ahora Camboya es un país que goza de paz y aunque más pobre que sus vecinos Tailandia o Vietnam poco a poco esta reconstruyendo su infraestructura y su población.

Retornando con mi viaje, después de dejar Kratie y sus evasivos delfines conocí a Erica y tomamos camino a Phnom Penh, la capital de Camboya. Allí quería visitar dos lugares dan reseña de las crueldades del Khmer Rouge, el primero de ellos son los llamados Campos de Muerte (Killling Fields) fue un lugar donde mucha gente fue asesinada por sospechas de ser burgueses, hablar otro idioma, poder leer libros, tener contactos con occidentales o por no ser totalmente fieles al Khmer Rouge y sus políticas ridículas. Gente era castigada por no aplaudir con fervor a los interminables discursos de propaganda mientras la malnutrición agobiaba cada uno de sus espectadores. Hay gran cantidad de campos de muerte en Camboya, pero este es de los más famosos porque esta muy cerca a la capital. Allí se podían ver cosas desgarradoras como este monumento que dentro de el contiene cientos de cráneos de los ejecutados en este campo. Algunos cráneos muestran agujeros que informan donde fueron torturados los presos.

IMG_9624.JPG
Este árbol me impacto mucho porque niños eran usado como látigos para abatirlo.


IMG_9626.JPG

Luego de ver otros lugares de tragedia y ver un documental sobre la construcción de este lugar nos dirigimos de regreso a la ciudad y visitamos el S-21 que fue una escuela convertida en centro de detención, interrogación y tortura por el Khmer Rouge. Muchos de los prisioneros de este lugar terminaron su vida en el Campo de Muerte que visitamos es mismo día. Allí vimos muchas cosas impactantes, cientos de fotos de personas que fueron detenidas y ejecutadas, sus últimas palabras, sus prisiones, métodos de tortura y testimonios de los pocos sobrevivientes de este lugar.


IMG_9629.JPG

IMG_9640.JPG
Después de un día tan pesado, en cuanto a lo que vimos y al clima agobiante de Phnom Penh, fuimos a ver el atardecer en un parque en donde la gente hacia aeróbicos y vivia su vida con normalidad. No podía dejar de preguntarme cuantas personas de estas habran visto con sus propios ojos los crimenes de la guerra, cuantos familiares habran sido pérdidos por cada transeunte, quienes habran peleado y apoyado al Khmer Rouge.

Al siguiente día partimos hacia el destino turístico de playa de Camboya, Sihanouk Ville. En camino a Sihanouk Ville tuve uno de mis peores trayecto en bus en este viaje, no porque fuera muy largo el viaje o porque fuera muy pequeña la silla, pero creo tantos buses están empezando a doler en mi cuerpo, este en particular fue horrible por el incesante sonido del pito, una película super asquerosa y ruidosa. El bus se varó dos veces y cada vez que era reparado el conductor ponía la misma horrenda película desde el principio.

Esa noche ya en Sihanouk Ville, comimos una deliciosa barracuda en frente del mar. Lo malo fue que la barracuda parece no haber muerto completamente y decidió quedarse a nadar en mi estómago por los siguientes 5 días haciendo que mi estadía en este lugar fuera acompañada por constantes visitas al baño. En uno de esos días conocí a Paolo y Ofir, un italiano e israelita con los cuales intentamos ir de fiesta una noche pero terminamos aburridos porque los lugares a los que fuimos estaban llenos de mujeres de la calle y hombres occidentales mayores.

Una cosa que note en Camboya fueron los nombres de muchos los establecimientos, muchos de ellos con nombre como Happy internet, Lucky tour agency, Happy Happy Guest house o cosas por el estilo. Habian lugares que ofrecian Happy Pizza en donde se puede escoger el nivel de felicidad que brindara la comida :D Aqui algunos ejemplos:
IMG_9681.JPG

IMG_9806.JPG

IMG_9447.JPG
Uno de esos días decidimos ir con Erica a la isla de bambú, que quedaba no muy lejos de la playa, esta decisión fue basada en el hecho de que en Sihanouk Ville hay un constante flujo de vendedores, niños y mujeres ofreciendo masajes, manicure, libros, pidiendo ofrendas, fruta y hasta reparación de zapatos.

En una mañana escucho un ruido rarísimo y bastante fuerte, es el sonido de una lagartija (o chinita como les decimos en Colombia) que me despertó. Pero no solo es ese el sonido que interrumpe mi sueño, también esta el constante batir de las olas contra la tranquila playa de la isla de Bambú. Me levanto y lo primero que veo desde el bungalow es lo siguiente:

IMG_9767.JPG

Allí apreciamos unas playas muy buenas, con arena blanca, practicamente vacías y con atardeceres espectaculares. Para esta entonces la gloriosa barracuda habia salido de mi sistema digestivo y pude apreciar otra vez la comida local.
IMG_9781.JPG


IMG_9757.JPG


IMG_9760.JPG

IMG_9763.JPG
Luego de un par de días nos regresamos a Sihanouk Ville y allí decidimos alquilar una motocicleta y explorar otras playas, lo cual fue una idea genial porque encontramos otras playas muy guapas también y me ayudo a practicar un poco usar una moto manual, eso si con pinchada incluida :D

Un día estabamos buscando un lugar para comer en la moto y la policia nos detuvo. Yo me dije, oh oh y el policia muy amable nos explicó que teniamos la luz prendida y era de día (ups se me olvidó apagarla el día anterior) y que eso no era legal alli en Camboya (si como no) y luego de una catedra amable nos dijo, bueno, ahora paguen un dolar. A mi me dio risa. Si hubiera dicho 10 dolares de seguro que habia pelea pero por un dolar no valia la pena ponerse a pelear.


IMG_9818.JPG


IMG_9794.JPG

IMG_9802.JPG

IMG_9815.JPG
Allí en Sihanouk Ville me volvi a encontrar con Ofir y me la pase con el buen tiempo, el conocía un bar de israelitas donde me volvi popular con mi cómico nivel de hebreo. Mi idea era seguir el viaje con Ofir ya que teníamos rumbos similares, pero no tuvimos buena coordinación de tiempo y el tuvo que partir dos días antes que yo.

Llego mi hora de partir y tomamos rumbos distintos con Erica. Ella se quedo allí en Sihanouk Ville y yo me dirigí a la pequeña ciudad colonial de Kampot.

Allí en Kampot me la tome muy suave, ya que estaba en espera a que llegara Tanya luego de que nos separamos en Tailandia. Los primeros días me la pase deambulando sus calles surreales con su impresionante arquitectura colonial francesa, comiendo deliciosa comida camboyana en los mercados. Una de esas noches conocí a un canadiense que lleva de vagancia 33 años!! eso hace que mis 5 meses y medio se vean muy patéticos. :S aunque siendo sinceros no podría acostumbrarme a vivir en el camino tiempo completo.

IMG_9884.JPG

IMG_9874.JPG


IMG_9877.JPG
Otra actividad que ocupo bastante tiempo fue devorar el libro "La Playa", libro muy engomador que hacia volar mi imaginación al recordar lugares vistos en Tailandia y palpar vividamente los relatos del autor. Ahora si puedo opinar sobre la película comparada con el libro. Pienso que la pelicula es entretenida pero no es buena como para hacerle justicia al libro. En la pelicula quitaron muchos personajes y cambiaron bastante el guión para hacer que Leonardo Di Caprio expandiera su fama.

Una de esas noches, me puse a charlar con el hermano del dueño del hotel y me invito a un festival que estaba ocurriendo en el pueblo, lo cual resulto ser aburridisimo, pero lo bueno fue que al siguiente día fuí invitado a una boda. Antes de la boda me fuí de paseo en bicicleta durante el día viendo paisajes hermosisimos y respondiendo a los incontables saludos de hello de la gente.

IMG_9924.JPG

IMG_9905.JPG
IMG_9919.JPG
La boda estuvo genial, comida deliciosa, gente super amigable y bailes un poco ridículos y aburridos. Algo raro que note en esta boda era que los niños de la aldea estaban allí limpiado el piso de toda la basura que se tiraba allí. Ellos estaban particularmente interesados en las latas de cerveza que podían usar para reciclar y en ir a tomar una que otra fruta de la mesa central.

IMG_9932.JPG

IMG_9940.JPG
IMG_9930.JPG

Luego de la boda decidí tomar un tour e ir a la estación de Bokor, que es una montaña en cuya cima los franceses construyeron un casino-hotel, una iglesia y una oficina postal. Era el plan perfecto para ellos, se podian casar, enviar su correo y apostar su dinero todo en un mismo lugar. El Khmer Rouge tomo este lugar como base porque su ubicación geografica hace que tenga niebla gran parte del año siendo el lugar perfecto para esconderse de ataques aéreos americanos. Luego se volvió centro de batallas en donde el Khmer Rouge acuartelado en el casino le disparaba a las fuerzas vietnamitas que estaban en la iglesia.

La mayoría de gente que va a esta estación hace la caminata y se regresa el mismo día, pero yo decidí pasar una noche allí en la montaña. Este lugar era increíble, con la niebla constante que hacía desaparecer estos edificios en la nada y comiéndose el sonido de la selva tropical que rodea las laderas de la montaña. En este viaje he estado en lugares muy bizarros, lugares en donde de cierta forma se puede sentir cierta energía diferente, el Lago Baikal en Rusia, el lugar con el cañón escondido en Mongolia, pasar la noche en la muralla China, ese pequeño pueblo en la frontera con Tibet llamado Daocheng, pero la estación de la montaña de Bokor es la ganadora hasta ahora. Me sentía como viviendo una película de Alfred Hitchcock, al pasear por el casino abandonado a la intemperie, con musgo multicolores trepando por sus paredes, ruinas y vestigios de la magnificencia de este casino en épocas doradas, la niebla entrando por sus ventanas sin vidrios, perros merodeando buscando restos del almuerzo de algún turista y sacos de arena que fueron usados en las trincheras para protección en contra de las balas. No puedo describir la sensación que tuve al permanecer horas en este lugar que vio tanta historia y tragedia. Aquí algunas fotos de este lugar tan estrambótico.

IMG_0001.JPG

IMG_9953.JPG




IMG_9965.JPG


IMG_9966.JPG


IMG_9968.JPG


IMG_9971.JPG

IMG_9974.JPG

IMG_9980.JPG

La noche en la estación de los guardias fue muy buena también, en este momento estan construyendo un nuevo y moderno casino por ende hay un grupo de constructores que viven en la montaña y les gusta compartir uno que otro trago con cualquier extraño que este dispuesto a recibir su gran hospitalidad. Al siguiente día baje la montaña y por la noche me encontre con Tanya. Pasamos una noche más en Kampot y partimos hacia la frontera con Vietnam en motocicleta.

El paso fronterizo estuvo sin inconvenientes y muy tranquilo y en menos de lo que teníamos pensado estábamos en otra isla. Eso es tema de otra entrada. Muchas gracias por leer otra escandalosamente larga entrada.

Read More!