Don Piter


Después de una larga espera pasamos por la inmigración rusa sin problemas, ya que los problemas viene a la salida (espero que no :s) y luego de otras 3 horas en marsh rutka llegamos a San Petersburgo o Piter como le dicen los rusos.
Piter es una de esas ciudades que enamoran a primera vista, es muy bonita y muy europea. Plagueada de turistas no se siente como si se hubiera entrado a Rusia sino a otra ciudad donde hordas de turistas van por un fin de semana largo. Fui a mi hostal y regrese a darle un vistazo a la ciudad de noche. El corazón de la ciudad esta atravesado por Nevsky Prospekt, a lo largo de esta calle están gran parte de los lugares de interés, un poco más solitaria pero aún hermosa Piter de noche me gustó.

Como Rusia es un enredo para viajar y en teoría hay que registrar la visa en cada ciudad donde se pase más de tres días decidí hacerle conejo y no permanecer tanto tiempo en cada ciudad, así que esa misma noche fui a comprar un tiquete de tren para ir a Moscú 2 días después. Resulto ser una odisea de la cual Tanya me había hablado y después de varios intentos fallidos logre un tiquete de tercera clase que llega a Moscú a las 5 am!!

Al siguiente día mi prioridad era la iglesia de la Resurrección donde pude satisface mi gran curiosidad con el deleite de ver esta construcción tan hermosa, con todas sus cúpulas en forma de cebolla al lado del río. Realmente no podía creer mis ojos que estuvieran contemplando este templo que por alguna razón siempre lo asociamos mentalmente con Rusia.

El resto del día vague por Piter dejándome cautivar por su ritmo un poco acelerado, escuchando al montón de jóvenes rusos fastidiosos en sus motocicletas haciendo rugir el motor al máximo y viendo la vida pasar. Me dirigí a un lugar llamado la fortaleza de Pedro, en su camino pase por el Hermitage y me asustó su tamaño así que pospuse mi entrada ya a este palacio ya que recorrer cada una de sus galerías es un paseo de 24 km. Cruzando el río me tope con un montón de recién casados tomándose mil fotos en cuanto monumento se les cruzara (especialmente las novias).
También había una banda de música y mucho alcohol. Las chicas super elegantes y los tipos más interesados en la bebida que en la compañía que tenían al lado, era un verdadero espectáculo.

Al llegar a la fortaleza de Pedro vi un buen grupo de gente que tomaba el sol mejorando el bronceado, curiosamente este mismo lugar es punto de bronceado en invierno!! se debe estar un poco no cuerdo para andar en paños menores en medio de la nieve por acá.
Por la noche mientras pillaba algo de comer en un restaurante, fui invitado a otra mesa por un grupo de parejas rusas porque tenian curiosidad de mi. Solo una mujer de todo el grupo hablaba algo de inglés y me terminaron dando cátedra de que en Rusia se toma Vodka o cerveza, no agua. Piva o Vodka, nyet Vada. Luego siguieron haciéndome la charla hasta que llegó el marido de la traductora y con cara no muy feliz me dio la mano. Mi instinto de conservación me dijo que me fuera pronto de esa mesa e hice bien ya que cuando le dije a la mujer que me iba a mi mesa me dijo, si, es mejor :s
Al siguiente día decidí ir al Hermitage, ya era hora de untarnos un poco de cultura. Fui con un chico japonés llamado Hiroshi con el cual vagamos por las enormes y galerías de este palacio. Yo realmente solo estaba interesado en el arte francés del siglo XIX pero resultamos viendo gran parte de esta gran exposición; terminamos agotados pero aún así nos dimos un par de vueltas por la ciudad y de regreso al hostal donde recogí la maleta y emprendí camino hacia Moscú.


Comiendo con Hiroshi me enseño a hacer una figura en origami pero olvide inmediatamente como hacerla, el era un poco callado y su inglés no le ayudaba mucho pero aún así fue entretenido pasar el día con él.
Una de las cosas que me dejo impresionado de Piter y de Rusia en general es que las mujeres usan zapatos de tacón super altos, así sea para comprar el pan como luego me confirmó la novia de un amigo.

De verdad que nunca había visto tantas mujeres en tacón en un mismo día.

Las chicas de Piter parecían estar muy conscientes de andar a la moda y como usan tanto zapato alto a veces parecía que yo estaba en un desfile de modas y no en la calle. Los tipos sin embargo andan también muy pulcros pero usan unos cortes de pelo medio ñeros, con zapatos de punta levantadas, algunos con una especie de cartera y generalmente super serios (como si estuvieran bravos).
Ya en la estación esta era la primera vez que tomaba un tren nocturno así que había cierto tipo de emoción y como buen mochilero me fui por la tarifa más económica en 3ra clase o Platskart. Para comprar el tiquete se necesita el pasaporte y para abordar el tren también hay que mostrarlo, según me enteré lo hacen para controlar la migración interna en el país.

Me instalé en mi lugar y espere pacientemente a que el tren partiera. Nadie me había preparado lo que vendría. Una señora me empezó a hacer la charla, tenía curiosidad por este personaje que solo sabía tres palabras en ruso y venía de tierras tan lejanas. Luego llegó una pareja y empezó lo divertido ya que entre todos se peleaban para hacerme preguntas de la cuales yo no entendía ni papa!! Cuando saque el diccionario ruso-inglés se emocionó más el asunto ya que podíamos tener conversaciones de una palabra apuntado palabras específicas en el diccionario. Estuvo divertidisimo, cada vez que le entendía algo al hombre de la pareja me daba la mano y cuando no le entendía, el 99% del tiempo, me volvía a repetir de otra forma. De alguna forma entendí una que otra cosa. Luego llegaron un par de amigas de la primera señora y ya eran 5 personas haciéndome preguntas en ruso ;) La diversión se apaciguo cuando llego la asistente del vagón (la infame provadnitza) y tuvo una especie de discusión con la pareja creo por algo de las sábanas. Recuerdo muy bien que la provadnitza tenía los dientes de arriba enchapados en oro, así que tenía una sonrisa inolvidable.

Al final de la noche agotado mentalmente terminé viendo fotos con explicación una por una de un crucero que hicieron las tres señoras. Ya a la 1 am me fui a dormir con la esperanza de dormir 4 horas, pero la muy querida provadnitza nos despertó a las 4 am (una hora antes de la llegada) para que le devolviéramos las sábanas.

Llegue a Moscú a las 5am a esperar a Gustavo (un amigo de mi tía Maritza de la Universidad) el cual sería mi guía en mi corta estadía en Moscú.

Share this post!

Bookmark and Share

2 comments:

Julián García said...

Me acorde de esta peli, que fue grabada en una sola toma en el
Hermitage: http://www.youtube.com/watch?v=J--TDEHizVA

Y de esta que es en Moscu: http://www.youtube.com/watch?v=yMHQsjgQDrA

Estoy muy pendiente del blog, suerte en el resto del viaje. Un abrazo.

goodkail said...

Tenía pendiente ver este post. Me reí mucho... con eso de la pelea en el vagón por hacerle peleas en ruso, inolvidable.

Si tiene la posibilidad de subir las imagenes en bloque a algo como flickr o facebook pues mejor, entre más fotos es más fácil "ver" por las que está pasando.

Saludos

Post a Comment

Comentarios y criticas serán bien recibidas